Los Juegos de Rol, un poco de historia

Hubo una época en la que parecía que todo el mundo sabía qué eran los juegos de rol. Eran esos juegos violentos y peligrosos en los que los jugadores se veían obligados a matar a personas para salir después en las noticias. La mala fama acompañó a esa clase de juegos para “frikis” durante décadas asociándolos a una clase de personas marginales que gastaban su tiempo en oscuros tugurios jugando a cosas raras como las cartas Magic o Warhammer. A día de hoy la percepción ha cambiado completamente al asociarlos al popular videojuego masivo World of Warcraft en el que millones de jugadores están implicados a lo largo y ancho del mundo. ¿Pero los juegos de rol son eso? Popularmente se les asocia a numerosas formas de ocio o estéticas relacionadas con la fantasía. Pero veremos lo que son realmente.

Los juegos de rol, con sus siglas en inglés RPG (role-playing game) es una clase de juego interpretativo en el que los participantes interpretan el papel, o “rol”, de un personaje que participa en una historia narrada por un director de juego.

Aunque su historia la podemos remontar hasta el siglo XIX en juegos con matices interpretativos, los RPG modernos se empiezan a ver en los años 60, en los que eran simplemente juegos dialogados entre un grupo de personas que interpretaban el papel de los personajes de las gestas fantásticas como El Señor de los Anillos. Pero no fue hasta el año 1974 con la aparición del popular juego Dungeons&Dragons donde se establecieron las bases de los juegos de rol modernos: Un Director de Juego que narraría la historia, un puñado de amigos que interpretarían a los héroes que vivirían la aventura, unas hojas de papel para anotar las estadísticas de esos personajes, el manual de reglas, y unos dados para resolver las acciones. Nada más complejo que eso revolucionaría para siempre el mundo del ocio alternativo.

Ha llovido mucho desde aquellos primeros tiempos, tras los cuales han aparecido numerosísimas variantes como Runequest, Vampiro, La llamada de C’thulhu…con diferentes sistemas de reglas y ambientaciones. También juegos derivados, como el archiconocido juego de cartas coleccionables Magic: the Gathering, o juegos de tablero como HeroQuest o Descent, que emulan esos mundos nacidos de los juegos de rol fantásticos. Cada vez son más comunes y populares las acitividades de “rol en vivo” donde los jugadores se disfrazan e interpretan a los personajes como si de una obra de teatro se tratase, volviendo a la forma original de éstos.

Muchas formas diferentes, pero la esencia interpretativa siempre es la misma.

Por supuesto, en el mundo de los videojuegos, los RPG tampoco pasaron desapercibidos, ya que se empezaron a adaptar estos sistemas de juego tan pronto como el desarrollo informático lo pudo permitir. Cómo no, el pionero del género en computadoras no fue otro que Dungeons&Dragons publicado por la compañía CLOAD en 1980, que ya contenía elementos del rol tradicional de mesa como generación de personaje, adquisición de equipamiento, combate y progresión de niveles.

Durante la década de los ochenta y noventa, el género evolucionó mucho dejando títulos y géneros muy diversos dada la gran popularidad de estos CRPG (RPG para computadora), como el Ultima, Baldur’s Gate o Diablo por el bloque occidental (conocidos como WRPG), y Fantasy Star, Chrono Trigger o Final Fantasy por el bloque japonés (JRPG) por decir algunos. Estos juegos aportaron mecánicas muy diversas, como los combates por turnos, combates tácticos, o a tiempo real. También cambia la forma de narrar las historias, lineales dirigidos hacia la cinemática, como Final Fantasy, o más dirigidos a la narración más pura de los juegos de rol tradicionales occidentales como The Temple of Elemental Evil o Neverwinter Nigths, que no dejan de ser adaptaciones fieles de los manuales de Dungeons&Dragons.

Pero la gran revolución del sector del rol interactivo, no llegó hasta mediados de los noventa cuando el género se abrió a las grandes masas de jugadores: Los MMORPG o los juegos de rol on-Line masivos ya estaban aquí.

A pesar de que este nuevo género dista mucho del concepto original de lo que es un juego de interpretación, sí que abría la posibilidad de emular lo que estos ofrecían, jugar y compartir las partidas con otros jugadores. Juegos como el Ultima OnLine, Meridian, EverQuest o Lineage II, prepararon el escenario para el que sería el juego más rompedor en la historia del ocio interactivo: World of Warcraft (2004), con millones de suscriptores por todo el mundo, alzando el género de los juegos de rol a uno de los más populares del panorama actual.

Actualmente el género goza de muy buena salud, y la versatilidad que ofrecen éstos, hacen las delicias de los jugadores más exigentes. Títulos como The Elders Scroll V: Skyrim, Mass Effect, Diablo III, The Witcher o el más reciente Final Fantasy XV demuestran que el género del rol triunfa entre toda clase de jugadores, tanto los de largo recorrido como los más casuales. Porque, a día de hoy, ¿a quién lo le gustaría vivir una gran aventura que le haga salir de su monotonía diaria?

 

The following two tabs change content below.

Mike-Man

Treinta inviernos y tantas cosas por descubrir aún. Diseñador, ilustrador y comiquero a tiempo completo, licenciado en bellas artes aunque de real titulación Game Master. Me subo a esta nave sonda para investigar los submundos de la cultura freak más underground, así que me voy a ir abrochando el cinturón que esto arranca. ¡Nos leemos!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*