En breve carcel, de Sylvia Molloy

   “El cuarto donde escribe es pequeño, oscuro. El exagerado recuerdo de algunos detalles, la falta de otros. Señala que ha sido previsto para otro uso del que pensaba darle; de hecho para el que ocasionalmente le da. Cuarto y amores de paso. No hay bibliotecas -dijo-, no hay mesa para escribir y la luz es mala. Suplió esas deficiencias y ahora libros y lámparas la rodean, como defensas privadas, marcando un espacio que siempre llamó suyo sin hacerse plenamente cargo de él. Como máscaras la ayudan: adentro, para salir de ella misma; afuera, para protegerse de los demás”.

Esta novela pertenece a La Serie del Recienvenido, una colección de obras de literatura argentina de las últimas décadas del siglo xx, elegidas por el reciente fallecido escritor Ricardo Piglia. La elección -según la colección- es motivo a que las obras editadas, se anticiparon a los temas actuales en el mundo social y de las letras. Dieron en la tecla.

La primera edición de la novela es de 1981. Cabe recordar, o informar, que la Argentina estaba hundida en la dictadura militar. Era la Argentina de los asesinatos, los ocultamientos y la desaparición de personas. Es en ese contexto social y político de la Argentina donde aparece En breve Cárcel. Sylvia Molloy, su autora, lo escribió en París. Pero en la Argentina ninguna editorial, aun las más grandes, quiso editar el libro. No podían, no querían llenarse de problemas por un libro que seguramente sería considerado subversivo. Por lo que la novela se leía en fotocopias que circulaban en grupos de entendidos. O mejor dicho de “entendidas” como dice la autora en entrevistas dadas. ¿Por qué el libro podía considerarse subversivo en esa época sangrienta? Porque la historia que contiene es de una mujer que recuerda un viejo amor y ese amor es otra mujer. Sylvia Molloy hace muchos años que reside en los Estados Unidos y es reconocida por ser una de las primeras escritoras en trabajar en sus textos con los temas relacionados a la cultura hoy conocida como LGTB. Y si bien este libro se suele enseñar en algunas universidades como muestra del género, ella sigue diciendo que la novela no fue escrita para un círculo cerrado, sino que es para todo el mundo que quiera leer una historia.

La novela está dividida en dos partes, en la primera encontramos a la protagonista en un pequeño y oscuro cuarto a punto de comenzar a escribir una historia, que en palabras de ella: no la deja.

Por lo que comienza a escribir su pasado que se entremezcla con su presente. Porque además espera a alguien, alguien que sabe que no llegará.

Ya en la segunda parte, leemos, observamos, como ella va recuperando su propio cuerpo e identidad.

   En breve cárcel , cuenta -como dice Ricardo Piglia en el prólogo de la edición- la historia de una pasión. Es una historia de amor, de locura, de crecimiento y de tiempo presente. Porque lo que sucede se vive sin importar las consecuencias. Una relación libre de prejuicio entre mujeres no es una historia de lesbianas; es una historia de amor, de pasión intensa entre dos personas. O de una, porque es la historia de ella, la protagonista, la cual solo sale de su cuarto por sus sueños. “Es necesario dejar todo -le dice la débil voz de su padre- y viajar para ver a Artemisa (..) Ella prefiere otra Artemisa, otra Diana, la cazadora suelta, no inmovilizada por un pectoral fecundo, pero para esa figura no parece haber santuario estable”.

Ella, está ahí pendiente de su escritura y del recuerdo de lo sucedido. También está sanando. ¿Cómo no hacerlo después de no saber cómo seguir? Y por eso escribe.

Estamos frente a un relato intimista, escrito en tercera persona, narrada en presente; de una persona que escribe mientras espera a alguien que sabe que no llegará. El foco de la novela es la rabia de la locura. Su contexto son el cuarto y la escritura. Y es este contexto el que envuelve la trama de forma atrapante, porque una vez que entras a ese cuarto, no sales hasta terminar de leer lo que la protagonista haya acabado de escribir.

The following two tabs change content below.

Samuel Piglia

Lector. Escritor freelance en los ratos libres, amante del café y la vida apacible. Su lema: "Samu's way of life"

Latest posts by Samuel Piglia (see all)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*